g.-Diagnóstico Precoz de Cáncer de mama

UNIDAD DE DIAGNÓSTICO PRECOZ DE CÁNCER DE MAMA

El cáncer de mama es un importante problema de salud en Andalucía. Es el tumor maligno más frecuente en las mujeres, con una estimación de la incidencia para el año 2012 que asciende a un total de 5.691 nuevos casos de cáncer de mama en Andalucía (tasa estandarizada de incidencia 111 por 100.000 habitantes). En el año 2010 produjo 1.013 defunciones (tasa estandarizada de mortalidad 17,95 por 100.000 habitantes) según datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

Con los conocimientos disponibles en la actualidad no es posible llevar a cabo medidas para evitar que la enfermedad aparezca, pero afortunadamente es posible detectarla en fases tempranas cuando aún no ha producido síntomas y aplicando el tratamiento adecuado, conseguir mejorar el pronóstico aumentando la supervivencia. La detección precoz permite realizar en muchos casos cirugía más conservadora y menos mutilante.

La forma más eficaz de detectar precozmente el cáncer de mama es realizar mamografías periódicas a mujeres de una determinada franja de edad, en las que aún no se han presentado síntomas.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROGRAMA DE DETECCIÓN PRECOZ DE CÁNCER DE MAMA?

El Programa de detección precoz del cáncer de mama (puesto en marcha en Andalucía en 1995) consiste en la realización de mamografías cada 2 años a toda la población femenina entre 50 y 69 años residente en Andalucía.

Las mujeres son citadas mediante carta que reciben en su domicilio para acudir a una Unidad de exploración mamográfica específica en donde se hacen dos placas por mama (doble proyección) que son estudiadas por dos radiólogos distintos (doble lectura), el resultado lo recibe la interesada por correo y en el caso de que deba ser derivada al hospital para completar el estudio o para realizar algún tipo de tratamiento también recibirá dicha cita por correo.

 

 

¿QUÉ OBJETIVOS TIENE?

El objetivo principal del Programa es disminuir la mortalidad por cáncer de mama, al menos en un 30%, tras un periodo entre 5 y 7 años de implantación.

Como beneficio adicional se puede mejorar la calidad de vida de las mujeres diagnosticadas y tratadas al encontrarse tumores en fase inicial y poder ofrecer la posibilidad de un tratamiento conservador.

La condición indispensable para que el Programa pueda conseguir su objetivo es que más del 75% de las mujeres invitadas a participar acudan a realizarse la exploración.

¿CÓMO SOLICITAR UNA CONSULTA?

Las mujeres entre 50 y 69 que no hayan recibido la carta de citación en su domicilio, pueden dirigirse telefónicamente a su Distrito de Atención Primaria o Área de Gestión Sanitaria donde le facilitarán la cita, o bien a su médico de familia.

Puede usarse el teléfono específico de cada Unidad de exploración (que aparece en la carta de cita) para cambiar la cita recibida o volver a solicitarla si por cualquier motivo no se hubiese acudido antes.

Independientemente de la edad, es conveniente que las mujeres consulten con su médico de familia ante cualquier alteración que noten en sus mamas o bien si presentan antecedentes familiares de dicha enfermedad.

DESARROLLO ACTUAL DEL PROGRAMA

Las actividades se pusieron en marcha en el año 1995 y hasta la fecha existen más de 60 unidades de exploración que dan posibilidad de acceder al programa al 100% de la población diana.

FIABILIDAD DEL CRIBADO

En el cribado de cáncer de mama no todos son beneficios, también tiene aspectos negativos que hay que conocer.

La mamografía permite distinguir a las personas que tienen imágenes radiológicas sospechosas de las que no las tienen. A las mujeres que se les ha identificado una imagen radiológica sospechosa se les realizan nuevas pruebas para llegar a un diagnóstico.

De cada 1.000 mujeres que se hacen una mamografía de cribado, 50 son citadas para hacerse nuevos estudios que pueden ser invasivos o no. A cuatro de estas mujeres se les diagnostica un cáncer de mama y se pueden beneficiar de la detección precoz. A las otras 46 mujeres, que han sido falsos positivos y se les ha sometido e pruebas sin necesitarlo.

A una mujer de cada 1.000 exploradas no se le detectará un cáncer con la mamografía del cribado aún teniéndolo; esta mamografía habrá sido un falso negativo y esto ocasiona una falsa tranquilidad.

La angustia que puede generar este proceso en algunas mujeres, es otro de los aspectos negativos del cribado. En cambio es positivo, el hecho de que al diagnosticar el cáncer en sus estados iniciales, las mujeres se pueden curar o aumentar la supervivencia, contribuyendo así a la disminución de la mortalidad debida a esta enfermedad.

¿CÓMO SE REALIZA LA EXPLORACIÓN?

Consiste en la realización de dos placas por mama (proyección craneocaudal y oblicua mediolateral), que son interpretadas por dos radiólogos distintos, informándose a las mujeres por correo de los resultados. Si tras el estudio de las placas no se ha encontrado ninguna patología, reciben información de que van a ser citadas de nuevo a los dos años. Las mujeres a las que haya que realizar un estudio más completo, reciben una cita para acudir a su hospital.

CONTACTO

Las mujeres que pertenezcan a la franja de edad seleccionada para participar en el Programa de 50-65 años de los municipios específicos con el programa iniciado y no hayan recibido la carta de citación en su domicilio, pueden dirigirse telefónicamente a la Unidad de Exploración al teléfono  956 903 335 y 662 973 307, Unidad Móvil  para el área de Puerto Real: 662 973 363, en donde les aclararán si va a ser citada próximamente o se procederá a facilitar una cita si por cualquier motivo no estuviese incluida en la base de datos que utiliza el Programa (Padrón Municipal) o dichos datos fuesen erróneos. También puede usarse el teléfono específico de cada Unidad de Exploración para cambiar la cita recibida o para volver a solicitarla si por cualquier motivo no se hubiese acudido antes. Independientemente de la edad, es conveniente que las mujeres consulten con su médico ante cualquier alteración que noten en sus mamas o bien si presentan antecedentes familiares de dicha enfermedad.